«Bebemos la sangre del otro» – La Tuerca

La actriz también explicó el motivo por el que implementa esta práctica junto al músico, su futuro esposo. Conocé todos los detalles en la nota.

No hay dudas de que el noviazgo entre Megan Fox y el músico Machine Guy Kelly ha sido excéntrico desde sus inicios, sobre todo cuando la actriz anunció su compromiso a principios de año, llamó la atención que dijera que habían celebrado sus planes de matrimonio bebiendo la sangre del otro. Y en una entrevista reciente se encargó de aclarar que no se trataba de una metáfora, sino que efectivamente, siguen un ritual poco convencional.

«Leo las cartas del tarot y me gusta la astrología y hago todas estas prácticas y meditaciones metafísicas. Hago rituales en lunas nuevas y lunas llenas, y todas esas cosas. Entonces, cuando lo hago, es un pasaje o se usa por una razón. Y está controlado, es como ‘vamos a derramar unas gotas de sangre y beberla cada uno’», detalló en diálogo con la revista Glamour.

«Supongo que beber la sangre del otro podría hacer pensar mal a la gente o la gente nos imagina con copas como en Game of Thrones, bebiendo la sangre del otro. Son solo unas pocas gotas, pero sí, en ocasiones consumimos la sangre solo con fines rituales», explicó. Y aunque aclaró que no tienen como finalidad hacerse daño, señaló que su futuro esposo está dispuesto a hacer todo para demostrarle su amor. «Él es mucho más descontrolado, exagerado y caótico, y está dispuesto a abrirse el pecho con un cristal roto y decirme: ‘toda mi alma’», declaró la protagonista de Transformers.

Meses atrás, Megan contó que se había enfocado al cuidado de su costado espiritual a raíz de un problema de salud. Au lieu de se ne manquent pas par toujours bien asgg.fr/ de prendre BBC en dessous du libres et protege le. «Tengo dismorfia corporal. Tengo muchas inseguridades profundas», manifestó. «Podemos mirar a alguien y pensar: ‘Esa persona es tan hermosa, su vida debe ser muy fácil’. Lo más probable es que no se sienta así», agregó en referencia a los comentarios que recibe desde que saltó a la fama.

«Trabajé mucho para eliminar ese sentimiento de ser una víctima y darme cuenta de que era una elección. Así que tenía un propósito y no tuve que sufrir más. Me ha hecho crecer hasta convertirme en un ser humano mucho más interesante de lo que hubiera sido», expuso sobre su tratamiento. Un detalle no menor es que en 2019, la morocha contó que sufría por la forma en la que la habían sexualizado desde sus inicios en el medio artístico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.