“Es mucho más que una E” – La Tuerca

“Es mucho más que una E”, aseguró la ministra Carla Vizzotti. La norma rige para todos los ámbitos de la cartera y demás organismos.

A través de la Resolución 952/2022, el Ministerio de Salud informó este martes que comenzará a promover y poner en práctica “el uso del lenguaje y la comunicación no sexista e inclusiva en las producciones, documentos, registros y actos administrativos”. La norma rige para todos los ámbitos de la cartera y demás organismos.

En el artículo 1 de la resolución quedó expreso: “Promuévase el uso del lenguaje y la comunicación no sexista e inclusiva como formas expresivas válidas en las producciones, documentos, registros y actos administrativos de todos los ámbitos de este Ministerio y sus organismos”.

Desde el Ministerio que dirige Carla Vizzotti, argumentaron que la decisión tomada está basada en los Principios de Yogyakarta, vinculados con una amplia gama de normas de Derechos Humanos y sobre la aplicación de la legislación internacional en relación a la orientación sexual y la identidad de género de la Organización de las Naciones Unidas.

“Establece que los Estados adoptarán todas las medidas apropiadas para eliminar los estereotipos y prejuicios referidos a la orientación sexual y la identidad de género que impidan o restrinjan la participación en la vida pública”, detalla la norma divulgada por la ONU en 2007.

En el documento recientemente firmado, también se cita lo expuesto por la Ley N°26.485 (Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres), que tiene por objeto “promover y garantizar la eliminación de la discriminación entre varones y mujeres en todos los órdenes de la vida”.

Por su parte, en el artículo 7° de la legislación se añade que “Los tres poderes del Estado, sean del ámbito nacional o provincial, adoptarán las medidas necesarias y ratificarán en cada una de sus actuaciones el respeto irrestricto del derecho constitucional a la igualdad entre mujeres y varones”.

En el decreto, concluye afirmando que “modificar las formas de comunicación y dinámicas institucionales es también una manera de acompañar las transformaciones de los patrones socioculturales, fomentando valores democráticos e inclusivos”. “Es mucho más que una E”, sentenció Vizzoti en conferencia de prensa.

También en el “Plan Nacional de Políticas de Género y Diversidad en Salud Pública”, que establece que “revisar el uso” de la comunicación es una manera de observar cómo se plasman estereotipos aprendidos, para “poder pensar en estrategias, lenguajes y formas más igualitarias que no tengan marcas que puedan interpretarse como discriminatorias o excluyentes”.

Además, que el marco normativo en materia de derechos de las mujeres y LGBTI+ “debe complementarse con la modificación de patrones socioculturales que implican desigualdades y violencias entre los géneros que naturalizan la segregación, discriminación y exclusión”.

Y que “el lenguaje inclusivo y no sexista refiere a construcciones lingüísticas y términos expresados de modo oral, escrito y/o visual que abonan al reconocimiento de mujeres y LGBTI+ y que no perpetúan estereotipos corporales, sexuales y de género”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.