Home / La Región / Esperanza: Confuso episodio por la desaparición de un bebé

Esperanza: Confuso episodio por la desaparición de un bebé

Tres personas fueron detenidas el fin de semana acusadas por la “sustracción y retención” de un pequeño, pero recuperaron la libertad este lunes con medidas alternativas.

El juez penal Eduardo Pocoví concedió este lunes la libertad con alternativas a la prisión preventiva a una pareja de la ciudad de Esperanza y una mujer de Colonia Larrechea, en el departamento Las Colonias. Los tres quedaron detenidos el último fin de semana, investigados por la supuesta sustracción y retención de un bebé de seis meses.

La versión de que la pareja había pagado $ 30.000 por el bebé surgió el sábado por la noche, cuando efectivos de la División de Trata de Personas de la PDI realizaron una requisa voluntaria en una vivienda de la calle Dr. Gálvez al 1.100 de Esperanza.

Natalia S. abrió la puerta con un bebé en brazos y tras explicarle el motivo de la visita, los uniformados le preguntaron por qué el niño estaba en su casa y no con la madre biológica, a lo que la mujer confesó en medio de una crisis que lo habían comprado y que habían pagado $ 30.000. También dijo que la intermediaria en la operación había sido la abuela del niño, y que en un principio les pidió $ 50.000 por la criatura.

No hizo falta más para que los uniformados se llevaran detenida a la mujer y también a su pareja, un hombre identificado como Alberto P.; así como a la abuela de la criatura, una mujer de 40 años llamada Gabriela Z. En cuanto al bebé, fue entregado a su madre, Yanina, de 21 años, y derivados al Samco de Esperanza hasta tanto se resuelva su situación.

Los tres detenidos fueron imputados este domingo por la fiscal María Laura Urquiza, quien les atribuyó la “sustracción y retención de un menor de 10 años de edad”, en calidad de coautores, delito que está sancionado con penas que van de los 5 a 15 años de cárcel.

Los investigadores, que trabajaron contrareloj durante todo el fin de semana, comenzaron la pesquisa tras la denuncia presentada en la mañana del viernes 22 de septiembre por Yanina, la madre biológica.

En una primera versión, la joven contó que había dado a luz a un varón el 29 de marzo de este año y que a principios de junio, su madre, con la excusa de que lo llevaría a una curandera de Esperanza para curarle el empacho, lo entregó con dos meses de vida a una familia que lo podía cuidar mejor.

En esa denuncia, la joven madre relató que se peleó con su mamá y que por eso abandonó la casa en la que vivían en Colonia Larrechea. Como no tenía donde vivir, quedó en situación de calle junto con otro bebé de dos años. También dijo que esa condición se prolongó hasta el 1° de septiembre, cuando una amiga de su madre (Natalia S.) le dio alojamiento en su casa de Esperanza, donde también viven sus dos hijas y un hombre que es su pareja.

Pero agregó que, para su sorpresa, se encontró con un bebé de la misma edad que el suyo. Días después, al observar el DNI del bebé, reconoció su propia firma y por eso terminó por realizar la denuncia.

Sin embargo, una testigo contó que Yanina había ido a la casa de Natalia S. con sus dos hijos, echando un manto de sospecha sobre la versión de la madre.

El caso que se presentó como la compra-venta de un niño a manos de su abuela durante junio de este año, se fue complejizando a medida que los investigadores avanzaron en la problemática familiar compleja.

En definitiva, cuando la denunciante fue nuevamente convocada para ampliar su historia, tras algunos rodeos, confesó que en realidad llevaba cuatro meses viviendo con Natalia S. junto con sus dos hijos, aunque el más chico había quedado al cuidado de la dueña de casa.

Las dudas planteadas sobre qué pasó realmente durante los últimos cuatro meses, llevaron a la defensora pública Soledad Strada, a cargo de la defensa de los acusados, a acordar con la fiscal Urquiza una serie de medidas alternativas a la prisión preventiva, mientras continúa la investigación. A su vez, el juez Pocoví consideró prudente poner en conocimiento de lo ocurrido a la Subsecretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia, atento al grado de vulnerabilidad del grupo familiar involucrado.

No estaba muerto…

La Secretaría de Promoción Social de la Municipalidad de Esperanza también abrió un expediente en el que surgieron fuertes inconsistencias cuando Yanina acudió el 15 de junio para pedir un subsidio por su hijo de dos años.

Ya entonces dijo que vivía en la casa de Natalia S. junto con su pequeño, pero no hizo referencia al bebé, que sí figuraba en el sistema público.

Un equipo de trabajadores sociales fue hasta la casa de calle Dr. Gálvez al 1.100 donde volvieron a entrevistarla y la chica negó haber dado a luz a un segundo niño. No contentos con la respuesta fueron hasta el Samco de Esperanza donde consiguieron el acta y partida de nacimiento, así como el carné de vacunas del bebé y volvieron a entrevistar a la madre.

La joven mujer reconoció allí haber parido un segundo bebé, pero les contó que el chico murió a causa de un cuadro de toxoplasmosis y que todo eso ocurrió en el hospital Iturraspe de Santa Fe y que lo enterraron en el cementerio de Esperanza.

Pero ni el mencionado centro de salud cuenta con partida de defunción, ni el cementerio tiene registros al respecto. Entonces recurrieron a la abuela del bebé -Gabriela Z.-, quien también refirió que el niño murió a los pocos días. Hasta que acorralada por las preguntas, Yanina reveló que el niño existe, que estaba vivo y que lo tenía la Natalia S.

Mirá también!

Puerto de Santa Fe: una empresa intentó evadir 9 mil toneladas de granos pero fueron atrapados por la AFIP

Se trata de la interdicción de granos más grande de la historia del organismo. La ...

Fin del ciclo lectivo en Santa Fe: Cantero dijo que recién en febrero decidirán si hay repitencia

La ministra de Educación de Santa Fe, Adriana Cantero, habló este viernes 3 de diciembre, ...

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com