Newell’s le regaló el triunfo a un River que poco hizo para lograrlo – Total Multimedios

 

Por Santiago A. Fraga

El invicto de Newell’s Old Boys en la Liga Profesional terminó de la manera menos esperada. No por el hecho de ser River Plate el rival, ya que es el equipo contra el que más uno esperaría obtener un resultado negativo, sino por la forma en la que a la ‘Lepra’ se le terminó escapando el partido.

En los 90 minutos, el rojinegro fue quien propuso la pelota y salvo algunos tramos del partido no pasó sobresaltos frente a uno de los mejores equipos del campeonato, pero sobre el final un error del arquero le terminó cediendo los tres puntos al equipo de Buenos Aires, dejando con un horrible sinsabor a la hinchada que si bien aplaudió el esfuerzo del equipo, se fueron conscientes de que lo que acababan de ver es a la larga inaceptable.

A lo largo de los primeros 45 minutos, Newell’s fue el equipo que propuso juego ante un River desconocido. Tomando nota del desempeño del rojinegro ante Racing, el equipo de Martín Demichelis fue más cauteloso, apostando a que sea la ‘Lepra’ quien tenga la pelota e intentando dañar de contragolpe con el poderío individual, pero sin embargo, nunca logró marcar esa diferencia real de plantel que hay entre los dos cluibes.

Si bien Newell’s con la pelota durante el primer tiempo no supo cómo capitalizar su dominio en remates al arco (algo que padeció durante todo el campeonato), el visitante en ningún momento amagó tampoco con romper la monotonía y arriesgar un poco de más.

En la segunda mitad la fórmula se repitió, ya incluso desde la incapacidad de ambos equipos: la de la ‘Lepra’ de ser más agresivo y la de River de salir del asedio y tomar protagonismo. En ese contexto, el local tuvo la primera de riesgo con un remate lejano de Iván Gómez, y luego el visitante tendría sus acercamientos, aunque sin generar un riesgo verdadero en el arco de Lucas Hoyos.

Por un lado, la novedosa línea defensiva de Gabriel Heinze, con el regreso de Víctor Velázquez y con Facundo Mansilla de tres, no pasó sobresaltos ante un visitante que nunca pudo hacer pie en el mediocampo. Sin embargo, el rojinegro volvió a padecer sus pocas ideas para conectar la tenencia en el armado con sus centrodalenteros.

Así dispuesto el partido, y aún con el equipo de Demichelis haciendo cambios ofensivos, como el ingreso de Lucas Beltrán y Ezequiel Barco, fue Newell’s quien tuvo más intensión de ataque y oportunidades más claras, sumando a la de Gómez un cabezazo de Jorge Recalde tras centro de Brian Aguirre que pasó muy cerca del palo derecho de Franco Armani.

Esta diferencia que sacó el reojinegro en el partido no es algo inédito en el torneo, pero sí es llamativo debido a la enorme diferencia de jerarquía y de calidad que hay entre los dos planteles, algo que no solo sale a relucir en los equipos titulares sino también en el banco de suplentes.

A pesar de semejante desbalanceo, Heinze entendió que el rol de Newell’s de local siempre es el del equipo que propone juego, con lo cual se dio un partido completamente distinto al que tuvo la ‘Lepra’ contra Racing pero sin llegar a exponer a su rival de la misma forma que contra el equipo de Fernando Gago.

El ingreso de Pablo Solari le dio más movilidad al ‘Millonario’ y mejores oportunidades de ataque, pero en aquellas ocasiones en las que el visitante logró llegar a fondo apareció la figura de Lucas Hoyos para neutralizar esos ataques antes de que se conviertan en jugadas de riesgo.

Al mismo tiempo, cabe destacar el rol de la zaga central conformada por Velázquez y Willer Ditta, que la temporada pasada tuvieron un extraordinario rendimiento y en esta están volviendo a recuperarlo a base de confianza y minutos.

Sobre el final del partido, el ‘Millonario’ comenzó a tener la pelota y a presionar en campo rival, generando algunas situaciones principalmente motivadas por Beltrán, pero aún así le costó poner en aprietos a Hoyos.

Mientras tanto, Newell’s no dejó de contar con situaciones, aunque igualmente aisladas.

Cuando el partido se decantaba para un empate, un error garrafal de Lucas Hoyos en un ataque de River terminó dándole el triunfo al visitante en un partido que no lo ameritaba.

En un contragolpe con una línea de fondo partida, el arquero salió a presionar sin necesidad, dejándole el arco vacío a Solari que con un simple pase al arco terminó poniendo el 1 a 0 a los 95 minutos del encuentro. Una pésima acción del arquero leproso, que tras un flojísimo arranque ante Platense había logrado recuperar la confianza del hincha leproso, pero ahora volvió a ponerla en discusión.

El infortunio le terminó cediendo a River el triunfo e interrumpiendo la racha positiva que Newell’s llevaba como local, pero el mayor interrogante y la mayor tarea pendiente que reluce del equipo para el futuro es la poca capacidad que tiene el equipo para capitalizar la posesión de la pelota en acciones de peligro.

Tan solo en menos de 48 horas la ‘Lepra’ volverá a jugar de local por Copa Sudamericana, con la obligación de sacar adelante un buen resultado para recuperar un poco de imagen de cara al largo fin de sementre que queda por delante.

Check Also

ANSES: ¿Cómo anotarse para recibir el bono de $94.000 que anunció el Gobierno? – Total Multimedios

El beneficio alcanzará a los trabajadores informarles de entre 18 y 64 años que no …