negocios y especulación versus espacios públicos – Total Multimedios

 

Todas las semanas se emite por el canal de YouTube de Conclusión un ciclo que buscará acercar la realidad, para poder interpelarla profundamente. Es por ello que Catalejo, a lo largo de treinta minutos, abordará diversos temas ligados a la actualidad, cultura, salud, política, opinión e investigación, tratando de amplificar en todos los casos, un imprescindible debate.



En esta oportunidad Gisela Gentile y Alejandro Maidana dialogaron con integrantes de la Multisectorial por los Humedales y Protegiendo Nuestros Árboles Rosario, con la intención de conocer detalles sobre el avance de los privados sobre los espacios públicos. Tanto Irina Farras como Silvia Molina, coincidieron en la imperiosa necesidad de que se respeten los acuerdos y legislación vigente, ya que el cambio climático es una contundente realidad y los espacios verdes son vitales para contrarrestar esta problemática.

Con fuertes críticas al Ejecutivo municipal y la forma que otorgó la concesión, vecinos del lugar y distintas organizaciones, siguen fortaleciendo la resistencia y oponiéndose a la ubicación de la multinacional Mac Donalds dentro del predio del parque Independencia. La concesión otorgada por el municipio establece ceder a la firma Arcos Dorados- dueña de la franquicia en Argentina- la potestad de fijarse en uno de los pulmones verdes más grandes de la ciudad. Mientras que la sostenida crisis climática solicita de manera inmediata un cambio de paradigma en torno al cuidado ambiental, la política va en contramano de la realidad y aferrada a la siempre traicionera mano de los negocios.

>>Te puede interesar: Rosarinos volvieron a oponerse a la instalación de un McDonald’s dentro del Parque Independencia

La Sociedad del Estado Municipal Hipódromo Rosario (SEMHR) encaró la concesión de un paquete de espacios dentro del predio durante todo 2022. En una primera parte fueron tres procesos separados, entre los que se destacaron la adjudicación de dos locales gastronómicos –entre los que se encuentra McDonal’s– y un restaurante en la ex tribuna de socios del Hipódromo. A ellos se suma una sucursal del gimnasio Training Center que está en vías de ser aprobado.

Menos árboles y mas cemento, una lógica que se repite a lo largo y ancho de una ciudad que de tanto mirar al río y a los capitales inmobiliarios, se olvidó de garantizar derechos básicos y el cuidado de los bienes comunes. De la mano de las privatizaciones y concesiones desfazadas, Rosario sigue consolidándose como una ciudad elitista entregada a los bajos instintos de la especulación inmobiliaria, y negocios para unos pocos que desembarcan de la mano de capitales multinacionales.

 

Check Also

ANSES: ¿Cómo anotarse para recibir el bono de $94.000 que anunció el Gobierno? – Total Multimedios

El beneficio alcanzará a los trabajadores informarles de entre 18 y 64 años que no …