La industria santafesina registra un avance de la mano del sector automotriz y metalúrgico – La Tuerca

Según datos del último informe de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), si se compara la producción manufacturera de este marzo con el de 2020 (comienzo de la pandemia) la mejora fue del 40%.

El nivel de producción industrial en Santa Fe continúa en alza y durante marzo (último dato actualizado) mejoró un 0,4% respecto al mismo mes del año anterior. Cabe mencionar que se lo compara con un marzo marcado por el inicio de la recuperación post pandemia, en el que la mejora interanual había sido del 39%.

Según datos del último informe de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), si se compara la producción manufacturera de este marzo con el de 2020 (comienzo de la pandemia) la mejora fue del 40%. A su vez, superó en un 16% la actividad verificada en marzo de 2019. De esta manera y tras la recuperación de 2021, el actual nivel de actividad es el más elevado de los tres últimos años.

La industria automotriz y metalúrgica traccionaron con intensidad la actividad general que resultó moderada por el complejo oleaginoso. En el primero de los casos, se detectó que lo que impulsó significativamente la mejora en la producción fueron las ventas al extranjero y no tanto el abastecimiento interno.

En la provincia de Santa Fe el 62% de las ramas industriales presentaron en marzo de 2022 mayor nivel de producción en relación al mismo mes del año anterior.

En marzo de 2022 las ramas de actividad de mayor contribución al producto industrial santafesino presentaron los siguientes resultados en relación al mismo mes del año anterior: Industria automotriz (+135,5%), Prendas de vestir (+20,9%), Papel y productos de papel (+14,8%), Otra maquinas de uso especial (+10,8%), Maquinaria agropecuaria (+10,3%), Productos metálicos para uso estructural (+10,2%), Edición e impresión (+7,6%), Manufacturas de plástico (+7,1%), Carrocerías-Remolques (+5,5%), Productos de metal y servicios de trabajo metales (+4,0%), Fiambres y embutidos (+4,0%), Productos lácteos (+3,1%), Maquinas de uso general (-2,2%), Molienda de cereales (-3,1%), Carne vacuna (-4,4%), Muebles y colchones (-8,3%), Autopartes (-11,2%), y Molienda de oleaginosas (-12,2%).

En el primer trimestre de 2022 la producción de automóviles en la provincia de Santa Fe consolidó una importante suba de 147,4% en relación a igual período del año anterior. En marzo de 2022, impulsada en gran parte por las exportaciones, la actividad sectorial se expandió 135,5% interanual.

La producción nacional de vehículos superó en abril de 2022 las 43 mil unidades, un nivel 49,5% superior en relación al mismo mes del año anterior. En el primer cuatrimestre de 2022 la producción creció un 25,5%.

La industria automotriz exportó en abril de 2022 algo más de 27 mil vehículos, mostrando una fuerte mejora de 73,1% respecto del año precedente. En el acumulado enero-abril de 2022 las ventas externas se incrementaron un 24,8%.

Con respecto a ventas mayoristas durante el cuarto mes del año se comercializó a la red de concesionarios más de 30 mil unidades, un 3,3% por encima de abril de 2021. En cuatro meses de 2022 cayeron un 5,1%. Las ventas a concesionarios de vehículos nacionales se incrementaron en abril de 2022 un 12,2% interanual. En el primer cuatrimestre del año muestran una suba de 15,9%.

Por su parte, la producción de la industria metalúrgica santafesina alcanzó en marzo de 2022 un incremento de 4,6% interanual, completando así veinte meses de continuas mejoras. Su nivel de actividad se ubicó por encima de los tres años anteriores (42% mayor respecto de marzo de 2019), y próximo a 2018.

En marzo de 2022 la industria metalúrgica en Santa Fe mostró los siguientes resultados: fundición (-2,3%); productos metálicos p/uso estructural (+10,2%); otros productos de metal y servicios de trabajo (+4,0%); maquinaria de uso general (-2,2%); maquinas agropecuaria (+10,3%); otra maquinaria de uso especial (+10,8%); aparatos de uso doméstico (+3,7%); equipos y aparatos eléctricos (+4,4%); carrocerías y remolques (+5,5%), autopartes (-11,2%), y motocicletas (+18,0%). El 60 por ciento de las actividades metalúrgicas revelaron mayor producción frente a marzo del año pasado.

En febrero de 2022 la utilización de la capacidad instalada en la industria metalúrgica alcanzó a 52,3% un registro ampliamente superior al observado en los últimos cinco años. Desde el segundo semestre de 2020 y hasta el presente el uso de los recursos productivos en la industria metalúrgica argentina presenta reiteradas mejoras, reafirmando así la recuperación de su nivel de actividad.

El procesamiento de semillas de soja en la provincia de Santa Fe registró en marzo de 2022 una caída de 12,2%, mientras que la elaboración de aceite de soja se contrajo 13,4% en relación al mismo mes del año pasado.

Al cierre del primer trimestre la industrialización de soja (aprox. 7,2 millones de toneladas) y la producción de aceite (algo más de 1,4 millones de toneladas) acumularon bajas de 15,7% y 16,8% respectivamente. Esto se fundamenta en la elevada base de comparación que representa ese período de 2021, siendo el actual nivel de producción superior a los registrados en los años 2018, 2019 y 2020.

Las exportaciones de los principales productos relacionados con la soja y sus subproductos totalizaron 4.361 millones de dólares, con una baja de 9,2% en términos interanuales (-444 millones de dólares), como resultado de un descenso en las cantidades de 22,0% y un incremento en los precios de exportación de 15,6%.

Todos los precios de los productos aumentaron: biodiésel (48,7%); aceite de soja (40,5%); porotos (17,4%); y harina (1,2%). En relación con las cantidades descendieron las de porotos de soja (-63,5%), aceite de soja (-43,2%), y harina y pellets (-19,5%), mientras que subieron las de biodiésel (69,9%).

Las importaciones de porotos de soja fueron de 390 millones de dólares, 122 millones menos en comparación con igual período del año anterior.

En el período enero-febrero de 2022 el valor y el volumen de las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario (MOA) se contrajo 29% y 34% respectivamente frente a igual período del año pasado. Este resultado se explica en gran parte por las menores ventas externas del complejo oleaginoso (harina y aceite de soja).

Por su parte, las colocaciones externas de productos lácteos crecieron 20% en valor, las correspondientes al rubro “carnes” aumentaron 18%, mientras que “productos de molinería” creció 9%.

Sin embargo, estos mayores valores exportados se fundamentaron en los mejores precios ya que los volúmenes enfrentaron ciertas caídas. Las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI) se expandieron 90% en valor y 36% en peso neto. Se destacó ‘productos químicos’ y ‘máquinas y aparatos’ que al crecer 142% y 21% respectivamente dieron cuenta de buena parte de aquella mejora.

Contrariamente, ‘metales comunes’, ‘papel cartón’ y ‘caucho y sus manufacturas’ registraron menores ventas externas tanto en valor como en volumen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.