Mirtha Legrand ¿se va o se queda en El Trece? – La Tuerca

Las negociaciones entre el canal y Nacho Viale, nieto de Mirtha Legrand, están estancadas. Mientras tanto, la diva reza a diario por Juana Viale. ¿Por qué?.

Mirtha Legrand manifestó en más de una oportunidad su deseo de volver a la televisión, pero las negociaciones entre El Trece y StoryLab, la productora de su nieto Nacho Viale, están estancadas.

Las últimas declaraciones públicas de la diva fueron en la reinauguración del Teatro Regina; sobre el tema Mirtha declaró: “No sé hablen con Nacho, yo no sé cuándo vuelvo. Tengo ganas de volver a la tele, seguro que voy a volver los sábados a la noche. Estoy rezando todas las noches para que Juana gane el Martín Fierro.»

Las negociaciones

Según pudo averiguar diariopopular.com.ar las negociaciones están en «punto muerto». Fuentes cercanas al directorio confirmaron “off the record” que el canal le habría hecho una propuesta económica que resultó “insuficiente” para Nacho Viale, quien habría contraofertado con una cifra que está “muy lejos” de lo que podría pagar la emisora dirigida por Adrián Suar.

Al parecer, la diferencia entre las dos partes “es grande, prácticamente insalvable”. Otra de las posibilidades que se analizó fue «compartir» los programas: sábado a la noche para Mirtha y domingo al mediodía para Juana Viale.

Mientras tanto, el triunvirato de Suar-Codevila-Fernández espera la noche del domingo 15 de mayo, en la gala de los Martín Fierro, para poder definir directamente con ella y su nieto si pueden contar con Mirtha durante la temporada 2022.

A fines de abril pasado, en el desfile de Claudio Cosano, Mirtha dio una improvisada conferencia de prensa donde confesó “Estuve 300 días encerrada, sin salir, por la pandemia, eso no es bueno, difícil reponerse después” y sobre su salud agregó: “Me siento muy bien, muy activa. Hago kinesiología dos veces por semana, camino dentro de mi casa, que es grande, así que voy y vengo”.

«No saben la gimnasia que hago, soy una maravilla. Hago con pesas de dos kilos en cada tobillo. Las debería haber traído para que me vean. Acostada, por supuesto, y levanto las piernas. Tengo a mi kinesiólogo Guillermo, que hace ya tres años que me acompaña, así que estoy muy bien, estoy perfecta», detalló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.