Home / La Región / Rosario: El detenido por matar a su esposa e hija dijo ser el «anticristo»

Rosario: El detenido por matar a su esposa e hija dijo ser el «anticristo»

Iván Lucas Furiasse dijo que “soy un hijo de puta” y que se va a suicidar, pero no recuerda el hecho. El juez ordenó estudios psiquiátricos. Los médicos forenses no pudieron contabilizar las heridas que presentaban las víctimas debido a la «gran cantidad» de la mismas.

El detenido por el doble femicidio de su esposa y su hija de dos años cometido ayer en Rosario dijo hoy que es «un hijo de puta» y el «anticristo» pero que no recuerda el hecho, por lo que el juez de la causa ordenó que le practiquen estudios psiquiátricos para determinar si es imputable, informaron fuentes judiciales.

«Un hijo de puta, eso soy», expresó el acusado Iván Lucas Furiasse (34) al inicio de la audiencia imputativa a cargo del magistrado Héctor Núñez Cartelle y el fiscal Florentino Malaponte, quienes investigan el doble crimen de Fernanda Laconca (33) y su hija Camila Furiasse (2).

Vestido con una remera tipo chomba, unas bermudas, zapatillas oscuras y con un vendaje en su mano derecha, el sospechoso permaneció sólo cinco minutos ante el magistrado ya que el fiscal solicitó que se suspenda la audiencia ante la posibilidad de que «el detenido no iba a poder comprender el acto» y luego «la audiencia se declare nula».

«Solicitamos que se disponga una internación hasta que se realice una pericia psiquiátrica para determinar si estamos ante una persona capaz de entender el proceso al que se lo somete», señaló Malaponte.

Según el fiscal, los informes preliminares del Instituto de Medicina Legal refirieron que «Furiasse dice no acordarse del hecho pero tiene periodos de lucidez y dice haber hecho tratamientos psiquiátricos con medicación que ha suspendido». Además, «el imputado refirió ser el anticristo y que se va a suicidar, por lo que el informe sugiere que sea abordado por un gabinete psiquiátrico y sea trasladado a algún centro donde se resguarde la integridad física por las tendencias suicidas», indicó Malaponte.

Sin embargo, otro informe médico realizado en el Centro de Salud Mental Agudo Ávila arrojó que «se encuentra lúcido y orientado, actitud suspicaz y esquiva, no presenta signos de agresividad o impulsividad», destacó el fiscal.

Por su parte, el juez Núñez Cartelle aceptó la suspensión de la audiencia y dispuso la internación de Furiasse en la Colonia Psiquiátrica de Oliveros, aislado y con custodia policial hasta que finalicen los peritajes psiquiátricos y médicos para determinar si es imputable.

El hecho se registró a la mañana, en una vivienda situada en Villarino al 3700, en el barrio Acíndar del sudoeste rosarino, donde Furiasse residía desde hace tres años junto a su esposa -con la que había contraído matrimonio en 2013- y la pequeña hija de ambos. De acuerdo a los pesquisas, la primera alerta de que algo le había ocurrido a esta familia fue que los dos adultos faltaron a sus respectivos trabajos.

Furiasse, hincha del club Rosario Central, trabajaba en una automotriz del Gran Rosario, mientras que su esposa lo hacía en una tienda de la zona. Fuentes del Ministerio de Seguridad informaron que el llamado que alertó a la central telefónica 911 fue de un servicio de emergencias privado convocado al lugar, porque no pudo ingresar a la vivienda.

«Ingresa un llamado para pedir colaboración en el lugar, cuando llegan los policías no pueden entrar porque la puerta estaba trabada», dijo a Télam un vocero de la mencionada cartera provincial. Finalmente, cuando lograron ingresar a la vivienda «se encuentran a los dos cuerpos sin vida y al presunto autor muy alterado y violento, y lo detienen», consignó la fuente.

Aún no se pudo determinar si quien realizó el llamado al servicio privado de emergencias fue el propio detenido -encontrado junto a las víctimas, vestido sólo en calzoncillos y con el cuerpo ensangrentado– o si fueron los primeros familiares de Laconca que arribaron al lugar del hecho.

Los médicos forenses no pudieron contabilizar las heridas que presentaban las víctimas debido a la «gran cantidad» de la mismas, las cuales fueron producidas incluso en los ojos y orejas.

En tanto, la presunta arma homicida, un cuchillo tipo Tramontina, fue secuestrado por los peritos de la Policía de Investigaciones (PDI) en la bacha de la cocina, mientras que detectaron manchas de sangre en las paredes y pisos de la vivienda.

El fiscal Malaponte aclaró que no había «antecedentes de una relación conflictiva en la pareja» de acuerdo a los primeros testimonios de familiares de las víctima, aunque procuraba determinar si existen denuncias previas por violencia de género.

Mirá también!

Detuvieron a un policía antinarcóticos de Santa Fe con cocaína en su domicilio y lo investigan por una serie de delitos

Un integrante de la policía antinarcóticos de la provincia de Santa Fe fue detenido y ...

El proyecto de ley de Protección a las Víctimas de Delitos tiene media sanción en Santa Fe

Este jueves, en su última sesión ordinaria de 2021, la Cámara de Diputados de Santa ...

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com