Susana Giménez hará teatro en Punta del Este – La Tuerca

La diva vuelve a estrenar una de sus exitosas obras teatrales, esta vez en la península y en temporada de invierno.

Susana Giménez vuelve al teatro. Pero no lo hace en calle Corrientes, sino en Punta delEste. La diva, radicada desde 2020 en el departamento de Maldonado, vuelve a estrenar una obra que fue un éxito rotundo en Bueno Aires: Piel de Judas.Así lo confirmo el productor y amigo de la diva, Gustavo Yankelevich, en la nota que dio al periodista uruguayo Santiago Wilkins.

Yankelevich contó que había convencido a Susana para hacer temporada teatral en la península durante este invierno.

A pesar del hermetismo que hay en el reconocido hotel 5 estrellas de la parada 3, el portal Pantallazo pudo saber que técnicos y puestistas ya estuvieron tomando medidas y viendo el rider, con las especificaciones de todo lo que este espectáculo requiere.

El propio Yankelevich, que fue director de Telefe durante muchos años ratificó: «Con Susana tengo una relación maravillosa hasta el día de hoy, vamos a hacer ahora en invierno en Punta del Este, una comedia francesa maravillosa. Estamos muy entusiasmados para hacerla«, aseguró el amigo y productor de la diva de los teléfonos, en referencia a la obra éxito de taquilla «Piel de Judas», , de los autores galos Pierre Barillet y Jean-Pierre Grédy, que Susana estreno en el 2015 bajo la dirección de Arturo Puig.

Si bien todavía no ha trascendido quienes integrarán en elenco que acompañe a la Blonda, hubo conversaciones firmes con un importante humorista uruguayo, que a la diva le gusta y que es figura en nuestro país.

Más adelante reveló detalles poco desconocidos de la relación que el productor tiene con Susana desde hace más de 30 años: «Con Susana lo que puedo decir es que le pedí firmar 3 años de contrato, nunca firmé de dos, yo solo firmo de a uno». Y agregó: «Le expliqué las razones porque firmar tres años, ella coqueteaba todos los años con la competencia, y eso me volvía loco a mí. Entonces le dije vamos a firmar por tres años así no me coquetea más con la competencia. Un día fui a su casa sin abogados, sin contadores, sin administradores, sin accionistas, nadie, solo ella y yo, como fue siempre, como es al día de hoy. Le di el contrato y comencé a leer como si fuera un escribano, dije; en Buenos Aires… Y me dice: «¿Qué estás haciendo? Vos sos loco. ¿Está todo lo qué hablamos? Y le dije; sí. Me dice; dame y me firmó sin leer. Lo cuento porque me da mucha satisfacción«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.